Consejera señala que pese a capacitaciones sus colegas desconocen sus funciones

Como un acto de intransigencia calificó la Consejera Regional Elizabeth Prado la aprobación del acuerdo de consejo que autoriza el funcionamiento de las academias preuniversitarias en la región. Agregó que los consejeros que votaron a favor desconocen sobre sus verdaderas funciones.

La consejera añadió que la reciente aprobación no es competencia del Consejo Regional de Ayacucho y sorprende que a estas alturas aún se tenga deficiencias en canalizar las verdaderas funciones de los consejeros pese a haberse realizado una serie de capacitaciones.

“Las academias preuniversitarias no tienen un marco legal dentro de la ley de educación por lo que propuse se ubique dentro del área de Desarrollo Económico y sorprende la insistencia del impulsor de esta norma, que es el consejero Roger Palomino, presidente de la comisión de educación, el cual llegando al nivel de terquedad impuso este tema en acuerdo. ¿Acaso hay interés de por medio?” detalló la consejera.

Entre los consejeros que aprobaron esta norma se encuentran Roger Palomino, Javier Berrocal, Wilfredo Tenorio, Eulogio Cordero y Hermilio Linares.